Documentacion


A la hora de comprar una casa de piedra, ha tener en cuenta algunas consideraciones en relación a la documentación.

Prácticamente todas las casas de piedra, se hicieron mucho antes de que en España existieran los Registro de la Propiedad o incluso, los Notarios; lo que significa que, si han pasado de generación en generación, de padres a hijos, nietos, bisnietos, etc… sin salir del núcleo familiar, estas propiedades tendrán una documentación muy escasa, en algunos casos, simplemente un testamento, lo que para lo dueños muchas veces es título suficiente para decir que la casa es suya y poder vender.

Los compradores, a día de hoy, en su gran mayoría vienen de fuera de la zona, madrileños, catalanes o valencianos, tienen a ver con perplejidad esta situación tan caótica, donde en muchas ocasiones, ni tan siquiera está realizada la herencia y mucho menos liquidado el impuesto de sucesiones correspondiente que, como saben, prescribe a los cuatro años.

No obstante, eso no significa que la casa no se pueda vender ante notario, es más, todas las casas vendidas por Casabella Rústica se registran en el correspondiente Registro de la Propiedad, en aras a “actualizar” un patrimonio rural y sobre todo para dar seguridad jurídica a las posteriores operaciones de compraventa que surjan con la propiedad (imagínese que compra usted una casa, se documenta correctamente y, al cabo de unos años quiere usted venderla de nuevo).

En muchísimas ocasiones, las casas solo cuentan con un testamento, a veces, quizás un contrato de compraventa hecho a mano y con suerte un recibo de contribución (IBI) lo que es algo importantísimo para tramitar su inscripción en el Registro de la Propiedad. No se preocupen, no hay problema, la casa no tiene ningún problema legal, simplemente hay que legalizar esa situación, nada más.

Son muchas las alternativas que existen para legalizar una casa e inscribirla en el Registro de la Propiedad: aportación a gananciales, aceptaciones de herencia, edictos del Ayuntamiento, donaciones, informes técnicos… etc. Lo importante realmente es que exista la propiedad, aunque sean unas meras ruinas perdidas en una parcela.

Lo que no se puede hacer, por ejemplo, es comprar una parcela rústica y hacer una casa en ella. Ojo, que las casas de piedra en su mayoría no se encuentra en suelo urbano ni urbanizable, se encuentran en suelo rústico, y son totalmente legales, pues las casas, estaban allí mucho antes que los planes de ordenación del ayuntamiento o concejo de turno.

Cualquier duda sobre la situación legal de la propiedad será resuelta por nuestro equipo jurídico del bufete JR Abogados, ubicado en Madrid, en la calle Velazquez nº 27, 1º izda, o bien en Alcalá de Henares en la calle Cánovas del Castillo nº 5, 1º-D.